sábado, 27 de septiembre de 2008

Padre ejemplar






¿Crees que tienes un padre ejemplar ? Las posibilidades de tenerlo son grandes, pero difíciles. Cuando somos hijos tendemos a creer que no hay nadie como él.

Todo hijo desde muy pequeño generalmente por instinto y por el ejemplo, llega a tener un sentimiento especial hacia su padre, con el correr de los años siendo hijos deseamos llegar a ser como él, y muchas veces imitamos lo que él hace.

Pero, ¿Quienes verdaderamente llegan a ser padres ejemplares? El ideal de todo hijo es tener un padre que sea fuerte, amoroso, firme, dedicado a la familia, presto para hacernos ver nuestros errores, honesto, sincero, recto en sus decisiones, pero sobre todo que tenga tiempo para estar al lado de sus hijos.

Padre ejemplar es aquel que se sacrifica por su familia, que está en casa para instruir y dar apoyo en el hogar, es aquel que está allí para ser el mejor amigo de sus hijos, para ser un protector, es aquel que respeta a sus hijos y en sí a la familia.

Es un padre ejemplar aquel que de su boca salen palabras sabias como consejo, es aquel se esfuerza por entender los sentimientos de sus hijos, porque... no es fácil que nos entiendan como hijos. Es aquel que sale con sus hijos de paseo y les ofrece experiencias gratas y poder desarrollar las habilidades.

Todo buen padre se esfuerza por que sus hijos crezcan en un ambiente sano, protegidos de todo lo que es malo. El padre que ama a sus hijos es estricto en todo momento y se esfuerza por enseñarles que no deben darse por vencidos en el primer fracaso. El padre ejemplar enseña a sus hijos a tener valor, es aquel que enseña a defenderse, pero no a buscar los problemas.

Un buen padre nunca niega a sus hijos, ni aunque sus hijos se hayan equivocado de camino. El padre ejemplar lucha por rescatar a sus hijos del mal camino, y de donde quiera que esté su hijo, siempre un buen padre es y será en cualquier momento, en cualquier lugar, en cualquier situación un verdadero ejemplo de dignidad.

Todo hombre puede llegar a ser padre, pero no todos se esfuerzan por llegar a ser un padre ejemplar, padre no es sólo el hecho de ayudar a traer un alma a esta tierra, el ser padre trae consigo responsabilidades que si se tratan con ligereza, no sólo se malogra el potencial de los hijos, sino con ello y muy seguramente se malogra el potencial de toda una generación de descendientes.

Hoy en día hay muchas clases de padres, cual de todos el mejor, puede haber padres que reunan todas estas características o muchas más, pero algo sí es muy seguro y es que cuando nuestros padres hayan fallecido y tengamos que recordarles, los recuerdos que tengamos sean los mejores, sin sentir dolor ni tristeza, donde tal vez recordemos sus defectos, pero donde las virtudes predominen, y sonriamos y podamos decir: No era perfecto, pero era mi padre, un padre ejemplar .




Los amigos son como las estrellas, no siempre los vemos pero sabemos que siempre estan ahi .