viernes, 26 de diciembre de 2008

La ciencia y la vida

"El Occidental tiene frente al mundo exterior un afán de dominio, de modificarlo, de aplicar la técnica, en suma, voluntad de transformación. El Oriental, en lugar de transformar el medio, persigue la adaptación al mismo. El Tao busca la armonía, la adpatación, ser como el agua, no transformar la vasija donde se vive, sino acomodarse a ella"



Cuando el doctor Fuster le salvó la vida a José Luis Sampedro en el hospital Monte Sinaí de Nueva York, entre ambos surgió algo más que una simple relación entre médico y paciente. Desde entonces siempre han mantenido, con una emotividad muy especial, apasionadas y apasionantes conversaciones sobre el papel que han de desempeñar tanto la salud y la ciencia como el humanismo y la sabiduría.

La Ciencia y la vida es el fruto de las conversaciones mantenidas por ambos en presencia de Olga Lucas, que ha «traducido» lo oído, vivido y percibido durante tres intensos días.

Apoyándose en sus experiencias personales y profesionales, con una intención decididamente divulgativa, nos hablan de la salud como estado de equilibrio corporal y emocional, de educación y realización personal, del valor del esfuerzo y la ética del deber, del amor y el apoyo del «otro» , del papel de la juventud y de los que están en «la segunda vida», del afán de trascender… en definitiva, de la ciencia y la vida. Dos hombres, de formación distinta pero radicalmente complementarios, se unen en este libro, tan inclasificable como necesario, con el fin de compartir sus conocimientos y experiencias para promover la salud y estimular el papel del individuo en nuestra sociedad. Porque sólo desde la transmisión de la salud y del saber se puede –y se debe– conseguir un mundo mejor.

1 comentario:

siroco dijo...

Realmente disfruté con el libro de Fuster y Sampedro.

Gracias por citarlo y poder compartir contigo la experiencia de su lectura.
Te invito a mi blog y a que lo comentes:

siroco-encuentrosyamistad.blogspot.com

Espero que te guste

Los amigos son como las estrellas, no siempre los vemos pero sabemos que siempre estan ahi .