domingo, 3 de agosto de 2008

¿Dudas de la existencia de Dios?....


La incertidumbre, es el signo del tiempo
Los amigos, la esperanza de un compartir
Las frases incompletas, esperan respuestas convincentes
El camino esta marcado, el ánimo atento y las ganas apresuradas
La vida, la reflexión del tiempo corto
El quehacer, es la rutina del día a día
La creatividad, la medicina que alimenta el aliento
Las metas, una luz en el camino
Los sueños, utopías anheladas pero ciertas
El país, la lucha por ideales
El Amor , la dulzura que ilusiona
La soledad, el espacio silente del encuentro personal
El ocaso, la certeza del deber cumplido
El ocio, el mal necesario que distrae la responsabilidad
El helado, las calorías necesarias que endulzan la alegría
La lectura, el encuentro que suma conocimientos a la ignorancia que nos acompaña
La libertad, el espacio que solo tenemos en el pensamiento
La fe, la posibilidad del salto sin retorno
Las manos, el calor de la compañía y el apoyo
El equipaje,
la selección que se define como lo ligero pero necesario
La tristeza, el equilibrio que permite valorar la alegría
Los errores, el lado malo que se debe asumir
Las caídas, el mejor concepto de debilidad
La familia, la mejor arquitectura de la vida
Los miedos, el freno de la oportunidad
El esfuerzo, la suma de voluntad que se pone en los proyectos
La decisión, posición reflexionada entre las opciones que menos nos afectan
El beso, la reafirmación de los sentimientos
El abrazo,
la cura para todos los males
El saludo,
el mejor acto que consagra el reconocimiento de la existencia del OTRO
La sonrisa, la mejor manera de regalarle a los demás un minuto de felicidad
La música, el mejor estimulante para la imaginación
La naturaleza, la mejor evidencia de la existencia de Dios
El nosotros,
la palabra que mejor define el abandono del egoísmo





Que tú mismo existes, y que ahora me lo preguntas.
Que ninguna respuesta cauteriza del todo tus dudas.
Que buscas la alegría en la entraña de la lluvia.
Que la melodía de todos los poemas es la vida.
Que allá donde miras percibes el dolor de las espinas.
Que una obra de arte nunca se hace a sí misma.
Que a tu inteligencia le sublevan las excusas.
Que amas Su Amor en algunas de Sus criaturas.
Que sabes que la poesía es la oración de la belleza.
Que tienes familia, junto a la que cada noche te arrodillas.
Que cierras los ojos y ves con más certeza Sus obras.
Que existen los libros, las acacias, el buen humor y los amigos.
Que el dinero ni por asomo nos hace ser mejores.
Que la experiencia demuestra que nada es casual en tu vida.
Que eres feliz y no encuentras forma cabal de explicarlo.
Que el hombre es capaz de pedir perdón, y de ser perdonado.
Que cada verso es venero de espiritual energía.
Que cada beso certifica el amor de Dios al mundo.
Que eres fiel a tu mujer, que te enamora y cree en la esperanza.
Que lees a San Juan de la Cruz y a Santa Faustina Kowalska.
Que el amor siempre tiene nombres y apellidos.
Que la aguda razón hace agua en lo divino.
Que la alegría pasea a orillas del lago Tiberiades.
Que los santos viven a nuestro alrededor, pese al despiste.
Que la felicidad consiste en darse sin recibir nada.
Que el afán más puro del poeta es cantar desnudo de palabras.



Poema del libro Entre dos infinitos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

dulce niña, ¿me permitirás llegar a ti?

te beso

Siry dijo...

Hermoso de verdad

Los amigos son como las estrellas, no siempre los vemos pero sabemos que siempre estan ahi .